Facturación Electrónica

Como consecuencia de la aplicación de la Ley 25/2013, de 27 de diciembre, de impulso de la factura electrónica y creación del registro contable de las facturas en el Sector Público, se modifica el procedimiento de presentación y gestión de las facturas en la Universidad de Almería.

Tipo de Factura ¿Dónde se presenta?
Factura electrónica Plataforma FACe
Factura papel Registro General de la UAL

 

Punto General de Entrada de Facturas ElectrónicasPunto General de Entrada de Facturas Electrónicas

Ventajas para los proveedores del uso de la factura electrónica:

Mayor eficiencia debido a la generación, envío y recepción automática e inmediata de las facturas. Además, se reducen los plazos de emisión y entrega.

Seguridad y rapidez en la presentación de facturas y emisión de los comprobantes.

Consulta de facturas presentadas electrónicamente. El proveedor puede conocer en todo momento cuál es el estado de tramitación de sus facturas.

Mayor protección del proveedor, reduciendo la morosidad del sector público, lo que contribuirá a mejorar el control del gasto público y reforzar la transparencia.

¿Qué es una factura electrónica?

Una factura electrónica es una factura que se expide y recibe en formato electrónico.

Factura electrónica

Una factura electrónica es, ante todo, una factura. Es decir, tiene los mismos efectos legales que una factura en papel. Recordemos que una factura es un justificante de la entrega de bienes o la prestación de servicios.

Es importante destacar que la expedición de una factura electrónica está condicionada al consentimiento de su destinatario. La factura electrónica, por tanto, es una alternativa legal a la factura tradicional en papel.

Las facturas electrónicas que se remitan a la Universidad de Almería deberán tener un formato estructurado y estar firmadas con firma electrónica avanzada basada en un certificado reconocido.

Las facturas en formato estructurado contienen datos y pueden ser generadas automáticamente por los sistemas informáticos de facturación del emisor y ser tramitadas de forma igualmente automatizada por los sistemas informáticos de pago y contabilidad del receptor. Ejemplos de formatos estructurados son los que utilizan el lenguaje XML (como UBL o Facturae), EDIFACT, etc.